13.9.08

SEVILLA - SPORTING

Con retraso debido a que estamos disfrutando de la feria, voy a ser mi habitual comentario del partido de ayer.
Cuando iba camino de nuestro estadio para presenciar el primer partido en casa de nuestro equipo, no me podía imaginar que el encuentro se iba disputar por los derroteros que se disputó, sobre todo por la calidad del rival. Quién podía pensar que el Sporting nos iba a marcar tres goles.
La primera sorpresa fue la alineación que dispuso Jiménez. Un equipo que durante la pretemporada consiguió una acoplación perfecta y un equipo titular perfilado, nuestro entrenador se desmarca con una serie de cambios que poco tiene que ver con el que nos encandiló en pretemporada.
En el no aparece ni Fernando Navarro, ni Romaric, ni Luis Fabiano. En su lugar salieron Dragutinovic, Fazio y Chevanton.
Tampoco jugó Renato que ni siquiera estaba convocado.
A mi entender error de Manolo Jiménez.
El partido comenzó sin tensión por parte del Sevilla, como si pensase que no lo necesitaba para derrotar a un rival tremendamente inferior. Sin hacer nada del otro mundo se creaban claras ocasiones que no se aprovechaban, pero la falta de tensión en el encuentro lo pagó en cuatro minutos, cuando en dos jugadas aisladas y con muy mala suerte, el Sporting nos hicieron dos goles de churros. Nunca es fácil remontar dos goles en contra pero la fragilidad del rival y la supuesta pegada de nuestro equipo nos hacia tener confianza en la remontada.
Y así fue, y más fácil de lo previsto, en poco más de quince minutos ya habíamos remontado el partido. Y cuando parecía que del susto íbamos a pasar a la goleada, otro penalti estúpido de Squillaci, nos lleva al empate.
En la segunda parte Jiménez rectifica metiendo en el campo a los tres teóricos titulares, que le da al equipo otro aire, y en el minuto sesenta nos volvemos a poner por delante. A partir de ahí el Sevilla se conforma, sobre todo porque jugadores como Kanoute y Capel solo tienen fuerzas para estar de pie y los cambios prematuros que tuvo que hacer Jiménez para subsanar su error nos dejó sin la posibilidad de refrescar al equipo.
Solo quedaba que llegara el final y quedarnos con los tres puntos. Y así fue.
Partido malo con múltiples errores en las defensa.
No sorprende tanto los de la defensa del Sporting, como la del Sevilla, al fin y al cabo la de los asturianos es la de un equipo recién ascendido, pero la del Sevilla está hecha a base te talonario y funcionaba hasta ahora como un reloj. Las dos dieron pena.
¿Cómo los vi?
NEFASTO: Dragutinovic y Squllaci.
MAL: Prieto, Konko, Fazio y Chevanton.
APROBADOS: Capel y Navas.
BIEN: Kanoute.
MUY BIEN: Maresca.
SIN CALIFICAR: Palop, Romaric, Navarro y Luis Fabiano.

7 comentarios:

  1. y quien iba pensar que el Numancia le iba a ser tres al Madrid.
    Esto es el futbol.

    ResponderEliminar
  2. consiguió una acoplasión perfecta....ACOPLASIÓN? ESTO QUE E LOQUE EEEE¡¡

    ResponderEliminar
  3. Ahora que porque cambia,antes que porqué no cambiaba ,oju peque como empiezas...

    ResponderEliminar
  4. peque, te estas voloviendo un poco mariposon con tus escritos

    ResponderEliminar
  5. No es por nada pero por las expresiones se nota que el comentario lo ha escrito con un cubata de más

    ResponderEliminar
  6. Peque hacia tiempo que el Rombo no hablaba, por estos lares, me parece que quiere que "contrate" al mariposon "de Josemi", ya lo que no faltaba que en tú blog un poco de "cotilleo" segun la Rombo, no si al final esto va parecer el diario del Peque y unos cuentos más.
    Peque cuentale lo que te paso el Sabado "con el zapato" que te compraste en "CARMELO OROZCO" y asi nos reimos todos.
    Saludos Rombo y La Rombo y menos cotilleo y más rueda , Martin.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.