24.8.20

AQUÍ NO ENCAJAS

La nota discordante de una noche inolvidable y que a muchos sevillistas nos ha parecido una acción lamentable, fue una bufanda de muy mal gusto que alardeó con orgullo el presidente de las Peñas Sevillistas Carlos Jiménez Sánchez, quien por medio de una acertada elección del club, fue invitado a presenciar en directo el partido. Solo veinticincos afortunados tenían ese privilegio y sin duda este señor no estuvo a la altura. Para colmo fue enfocado claramente por las cámaras de televisión. 
 
No entiendo con la cantidad de bufandas que existe del Sevilla FC, se vaya a un evento de esta envergadura como representante del club, con una donde se insulta gravemente a los aficionados de otro club, concretamente a nuestro eterno rival el Real Betis. Vaya forma de representar a más de trescientas peñas sevillistas. 

Estoy seguro de que muchos de los que están leyendo esto estarán pensando en la multitud de ocasiones donde personas vinculadas directamente a este club, han hecho actos mucho más miserable que este. Y es verdad. Y seguramente seguirán haciendo. De hecho, aunque la acción es lamentable no tienen ni siquiera argumentos para enfadarse, ya que están exento de dar lecciones de comportamiento a nadie. Pero no estamos hablando de ellos. Estamos hablando del Sevilla FC. Un club con unos valores de tolerancia y respeto muy grande. 

 Seguro que a un colectivo tan importante para el club como son las peñas sevillistas no les habrá gustado el comportamiento de su cabeza visible, que dicho sea de paso ha dado unas explicaciones bastante alejadas a la realidad ya que en otras imágenes se ve como tranquilamente porta la dichosa bufanda sin el momento de la euforia. Es lo que pienso y así lo he contado. 
 
Jose Luis de la Rosa.

22.9.19

NOLITO


Los Club deportivo depende de los resultados.
Me critican mucho las críticas deportivas de jugadores como Nolito o antes Roque Mesa.
Mi postura no es tan difícil de entender. Los jugadores son trabajadores por cuenta ajena, que dependiendo de su productividad deportiva repercute directamente en los resultados del club.
Como yo quiero lo mejores resultados para mi club, a los trabajadores que yo considero que son fundamentales para conseguir resultados los quiero en mi equipo y los que yo considere que perjudican para conseguirlo los quiero a más lejos mejor.
Lo de llevar el escudo en el pecho es una milonga.
El escudo solo lo llevan los sevillistas.
Es tan simple como eso. Lo de injusto, inquina, o falta de respeto nada de nada.