25.1.11

A JUGAR Y A GANAR

Estamos ante una semifinal de copas.
Y por lo tanto es un partido grande, un partido importantísimo, como son todas las semifinales.
Pero gracias a una mecha encendida por el departamento de marketing del Sevilla, que ha osado meterle el dedo en el ojo a uno de los dos “timadores de la liga” al todo poderoso R. Madrid, parece que estamos ante el partido del siglo.
Tengo que decir que he procurado ver y escuchar poco los diferentes medios de comunicación nacionales. Después de ver el video intuía sus reacciones. Pero a pesar de intuirlo y querer evitarlo en todo lo posible, me he hecho eco sin remediarlo, y he tenido que escuchar y leer una ristra de mentiras y sobre todo de comentarios con mucha carga de odio dirigida a mi equipo.
Ya he comentado que soy uno de los pocos que no estoy muy de acuerdo ni con el video, ni con algunas de las prepotentes declaraciones de Del Nido.
Pero la magnitud de estos actos es una menudencia comparado con la artá de sandeces que se han dicho desde la capital de España.
Sería difícil enumerar los jugadores, ex árbitros, entrenadores y periodista que han ofendido al Sevilla en estos últimos días.
Mención especial al diario ultra madrididista Marca que con todo su poder mediático defiende de manera repugnante los interese del equipo madridista mediante la manipulación de muchos de sus trabajadores.
De hecho estos días en que se le acusa al Sevilla de provocar violencia, es este diario el que da más motivo para ello.
Yo no tengo tan claro que todo esto repercuta en el partido. Al final son los jugadores y entrenadores con sus aciertos y sus errores los artífices de las derrotas o los triunfos.
Y todas estas artimañas, algunas con muy mala idea, solo han servido, a uno para vender muy bien el partido con unos métodos discutibles y a otros para vender periódicos y captar oyentes de su forma más habitual, echando mierda a los demás, mintiendo y manipulando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.