16.10.10

Hemos matado dos pájaros de un solo tiro

El Sevilla, o lo que es lo mismo nosotros los sevillistas, sus jugadores y sus dirigentes, desde el fatídico mes de agosto llevábamos una dinámica decreciente en todos los sentidos.
Se iban perdiendo batallas unas tras otras y parecía que nuestros días de gloria se quedaban atrás.
Nadie, ni los sevillistas, ni los jugadores, ni los dirigentes estábamos preparado para una situación que afortunadamente en estos últimos años no estábamos acostumbrados.
Había que intentar devolver la ilusión a todos.
El consejo da un giro y apuesta por un nuevo entrenador que además es psicólogo.
Se ganan dos partidos. Solo dos partidos. Y el entrenador que también es psicólogo aparece constantemente por todos lados. Todas las entrevistas son largas, todas las respuestas son larguísimas, reflexiones, análisis etc etc.
Ahora de pronto todo ha cambiado. A los sevillistas, en los cuales me incluyo, nos ha devuelto la ilusión por seguir liderando a los mortales de esta liga. Los jugadores se transforman. Los veteranos parecen que tienen una segunda juventud y hasta los que se arrastraban en el campo ahora parecen maquinas. Los dirigentes igual, comparan la situación del equipo con la más esplendorosa de la historia y solo llegan halagos para todos.
Solo dos partidos.
Estamos a la espera de un nuevo partido con las ilusiones intactas y la mente limpia.
Necesitamos un entrenador y creo que todos también un psicólogo.
Con Manzano da la impresión que habemos matado dos pájaros de un solo tiro.

3 comentarios:

  1. la verdad sea dicha, con Manzano la cosa pinta mejor para los hispalenses, enhorabuena por el cambio y por el post, saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues si, llevas toda las razón, yo no digo que esto vaya a ser un camino de rosas, pero es verdad que los dos primeros pasos nos invitan al optimismo y han devuelto la tranquilidad a la plantilla y a la afición, seguro que sin tanta presión, todo va a funcionar mejor a partir de ahora.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pero hay que seguir y no desfallecer jamás. Esto es muy largo, y como diría mi buen amigo Daniel Bertoni, no está más que recién comenzado. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.