26.9.09

ATHLETIC - SEVILLA


Del Nido se equivocó de partido, hoy el Sevilla si se comió al león de la cabeza hasta la cola.
Nada más ponerse el balón en juego, se podía intuir que la mejora del Sevilla en el último encuentro era ya un hecho. El equipo, antes del partido de Osasuna conseguía resultados principalmente por aprovecharse de la calidad de sus jugadores. Hoy en cambio se ha podido ver a un verdadero equipo que funciona como un rodillo.
La superioridad con los vascos ha sido brutal, con un Renato excepcional marcando el tiempo del partido y dándole sentido al juego, acompañado por Lolo que se mostraba como un fiel escudero dedicándose a lo que no se ve, pero que hay que hacer. Las bandas funcionando como en el Sevilla de los títulos, arropado por una defensa segura y expeditiva, el buen partido de Dragutinovic fue otro de los aspectos positivos del día, ya que había perdido bastante confianza en su juego. Y delante ¡qué pólvora tiene el Sevilla arriba! Hoy Negredo no solo ha demostrado que no fue una locura lo que se ha pagado por él, sino que si sigue esa proyección de mejoría en cada partido, Florentino va a poner el dinero por adelantado.
Enfrente, un equipo que había comenzado esta temporada muy fuerte y que la verdad, hay que reconocer que han estado muy flojitos en el día de hoy, solo un par de llegadas con peligro en la primera mitad y utilizar los codos más de lo debido, eso, y ver como lo burreaban durante 90 minutos que se le hicieron larguísimos, solo eso hicieron los bilbaínos.
Al final incluso la siempre respetuosa afición bilbaína nos despidió con aplausos.
Mención especial había que hacer hoy a Manolo Jiménez, un entrenador muy cuestionado entre mucho de los sevillistas en el cual me incluyo, pero que hoy a tener del juego y resultado conseguido, a pesar de haber dejado en Sevilla a tres de los jugadores más en forma, mas otros tres titulares en el banquillo, (si el resultado hubiera sido derrota le hubiera llegado un reguero de críticas), (Las mías las primeras), ha salido muy reforzado, y me da que hoy el entrenador del Sevilla ha conseguido algo más que tres puntos.
Después de esta exhibición y de los cuatro partidos seguidos ganados, tendremos a toda la prensa nacional debatiendo si el Sevilla verdaderamente está preparado para meterse en la otra liga. La de los súper equipos.

Sobresaliente. Renato.
Notable. Negredo, Capel y Dragutinovic.
Bien. Palop, Sergio Sánchez, Squillaci, Navas, Lolo, Luis Fabiano, Kanoute.
Aprobado. F. Navarro.
Sin calificar. José Carlos y Acosta.

6 comentarios:

  1. Me alegro por Jimenez,por nuestro Sevilla y sobre todo por lo que hemos disfrutado hoy los sevillistas con nuestro equipo.

    SALUD Y SEVILLISMO!!!

    ResponderEliminar
  2. Hoy les toca a los pro Jimenez atacar.
    Somos la envidia de España y los mas tontos tambien.

    ResponderEliminar
  3. Muy agudo, es cierto, del Nido se adelantó casi un año al gran evento, una lástima. Y muy bueno y acertado post. Me traje de nuevo una opinión de un buen amigo, opinión que no difiere enmucho de la tuya, Jose Luís:

    Una opinión del gatuno rojo, siempre interesantes, espero no te moleste:

    El mejor partido hasta ahora de lo visto desde que empezó la temporada. Un partido en un campo dificil, con un público que coacciona constantemente a los árbitros, ante un equipo pegajoso y con un entrenador que se las sabe todas. Y se le ganó con comodidad y solvencia.

    Un primer tiempo casi perfecto por parte de todos, a excepción de F. Navarro y Kanouté que, no obstante, en la primera que enganchó marcó el tercero al filo del descanso. Un Renato que se cargó al equipo en sus espaldas y por el que pasaron casi todas las pelotas: organizó, repartió, subió con peligro y hasta metió su gol, el primero, en un saque de falta primorósamente ejecutado desde el lateral izquierdo del ataque.

    Definitívamente, si sigue en esta línea, será el organizador indiscutible (y único) en este equipo de aquí al final de temporada, y eso si en Navidad no pescan a uno más. Y este equipo se lo merece. Se lo merece porque es el único punto débil que presenta, la medular.

    Contra el Bilbao, al que superó de principio a fín, no se echó demasiado en falta dicho elemento organizativo, se bastó sólo Renato, pero el Bilbao se mostró como un equipito ramplón y con poquísimos argumentos. Será, como contra el Valencia en el primer partido de liga, ante rivales de mayor entidad cuando notemos palpáblemente esa carencia con casi total seguridad.


    Ni Renato es un creador nato, ni tiene fondo para cargar con el equipo los 90 minutos. En éste de Bilbao se vio perfectamente apoyado por un Negredo que subía y bajaba como un portento y por un Navas y un Capel que cuajaron uno de los mejores partidos de todos los que van jugados hasta ahora.

    Enorme Negredo, se ganó a pulso la camiseta de titular, y sin discusión. Es un puro derroche de fuerza, oportunidad, generosidad, habilidad y capaz de todo. Y esas virtudes las remata con una finalización de la jugada que es mortal de necesidad, veneno puro.


    Si Kanouté no se recupera del bajón de juego que viene padeciendo desde hace un mes, será sin discusión el compañero permanente de Luis Fabiano. Todo un lujo tener siempre fresco y descansado a Kanouté. Tenemos seguro de gol garantizado con estos tres lanzallamas.

    Me gustó también como gestionó Jiménez el partido, cómo los colocó sobre el campo y con las órdenes que salieron los jugadores: definitivamente a por el partido desde el minuto 1 al 90, como debe ser. En los cambios siguió apostando por sacar ataque y en todo momento se mantuvo la presión constante en la zona de arriba, con decisión con hambre y con acierto.

    Éste es el Sevilla que debemos ver ante cualquier enemigo. Y siempre. Se perderán partidos, faltaría más, pero será, con total seguridad, porque el rival sea muy superior y la haya sudado bien sudada.

    Ahora toca el Madrid en casa. Ese si que será un partido para sacar conclusiones definitivas sobre las intenciones del grupo, de las verdaderas intenciones. Porque si se repite la historia de la pasada temporada con eso de andar temiendo a los dos grandes, todo el pescado estará vendido, y sólo optaremos a lo mismo: quedar terceros. Pero si se le planta cara, y aunque se perdiera, podremos confiar plénamente en que será hasta el final hasta donde va a llegar la pelea por la cabeza.

    Eso es seguro. Tan seguro como seguro es que éste equipo es un equipazo.

    ResponderEliminar
  4. venga, donde estais ahora los que no kereis a jimenez? donde estais los q estais tol dia pitando? y los q cantaron (y escriben) jimenez vete ya? ZAS EN TODA LA BOCA!

    ResponderEliminar
  5. Jimenez, vete yaaaa !!!!!.

    Ojito, espabilaos, este si no la da a la entrada, nos la va a dar a la salida.

    ResponderEliminar
  6. Como el judas pesetero?

    SALUD Y SEVILLISMO!!!

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.