4.1.15

PARA PREOCUPARSE

Sí. Cuarto clasificado pero preocupante.
Es preocupante porque partidos tan pésimos como este o parecidos, han pasado a no ser casos aislados, sino que cada vez son más frecuente.
La clasificación dice lo contrario. Y la clasificación es la mejor manera de calibrar a un equipo. Pero no es menos cierto que en treinta ocho jornada al final estás donde mereces, y viendo al Sevilla el nivel que está ofreciendo en demasiados partidos, me temo que este equipo tiene que cambiar mucho para conseguir al menos el segundo premio que sería la Europa Ligue.
Es preocupante porque el Sevilla es un equipo con muchos puntos pero con demasiados jugadores en una dinámica de juego negativa. El rendimiento de los jugadores ha bajado considerablemente a excepción de Pareja que mantiene su buena línea y de Reyes que ha aumentado su nivel.
Este hecho es más palpable en jugadores tan importantes como Vitolo, M’Bia, Bacca, Carriço o Krychowiak que están muy lejos de lo que no hace mucho demostraban en cada partido.
A todo esto hay que añadir una figura clave en todo el problema. Emery.
Un estudioso del futbol con buenos resultados pero que no es capaz de hacer jugar bien ni a diez Maradona juntos.
Un entrenador que toma decisiones futbolística con un criterio que nadie entiende y que muchísimas veces va contra la propia lógica.
Emery a pesar de tener al equipo cuarto debe de estar preocupado, porque él sabe que no es santo de devoción de gran parte del sevillismo, y sabe que solo la buena sintonía (equipo-afición) lo mantendrá fuera del punto de mira de la afición. Y esa sintonía como bien se ha podido comprobar en el día de hoy se ha resquebrajado muchísimo en pocas jornadas.
De hecho si el Sevilla retrocede en la clasificación, sin duda será la diana elegida por el sevillismo, y con el nivel que esta exhibiendo el equipo eso llegará más pronto que tarde.
Y si eso sucediese también el vestuario se le complica. Sin el argumento de la buena clasificación y ya con buena parte de la temporada trascurrida aparecerán los intereses individuales de jugadores como Iago Aspas, Deulofeu, Gameiro o Iborra y comenzaran las controversias, con lo que la armonía del grupo podría desaparecer.

En Cuanto al partido de hoy, solo decir que es de los peores en estos últimos años.
El equipo se muestra lento, sin intensidad, sin confianza, perdido, e incapaz de elaborar ni una sola jugada.
Se ganó gracias a dos jugadas que marcaron el partido. Un lanzamiento de falta donde tanto el portero como la barrera estaban mal colocada y que Parejo aprovechó. Y la posibilidad de jugar con un jugador más durante setenta minutos gracias a un castigo quizás excesivo del colegiado.
Pero se sumaron tres puntos. Motivo de alegría para todos los sevillistas.
Individualmente: Beto estuvo inseguro. Vidal tiene que mejorar pero cumplió. Pareja en su buena línea de siempre. Carriço desastroso. Navarro desapercibido. Tremoulinas aportó (debió jugar de inicio.) M’Bia jugó poco pero se percibe que no está bien. Krychowiak desconocido. Vitolo desaparecido. Denis Suarez más desaparecido todavía. Reyes comprometido y con destellos de calidad. Banega mal. Bacca Mal y Emery desastroso, sobre todo en la confección del banquillo y la elección de los cambios.
PUBLICADO EN ABC DE SEVILLA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.