2.10.12

EL FÚTBOL YA FORMA PARTE DE MI PASADO.


Siempre he sido un aficionado al futbol empedernido. He visto cientos de partidos, miles diría yo,  porque si uno disfruta con algo,  reincide en verlo.
Hoy en día no lo soy. He dejado de serlo. Llevo recibiendo empujones desde hace tiempo para que ello sucediera, hasta que el sábado la poca ilusión que me quedaba por este deporte acabaron tirándola al pozo. Seguramente para que jamás vuelva a salir a la luz.
Todos sabemos quienes dan los empujones, lo han dado siempre, pero con la intensidad que lo dan últimamente no he podido mantenerla.
El futbol está podrido. La liga de futbol profesional, la federación, el comité de árbitro, el comité de competición, el de apelación, los derechos de televisión, gran parte de la prensa.
Todo está rodeados de sinvergüenzas que solo miran para dos sitios. R. Madrid y Barcelona.
Cierto es, que como he disco antes siempre ha sido así, pero ya han pasado la raya de mi paciencia, será la edad.
Con lo que a partir de ahora, seguiré con la misma ilusión por mi Sevilla que he tenido siempre, que eso no me la quita nadie. Seguiré sufriendo con él, disfrutando de él y formando parte de él.
Lo demás, que se vayan todos a la mierda.

2 comentarios:

  1. Mucho has tardado, creo yo. Describes exactamente lo que siento yo desde hace ya bastante tiempo.

    Solo el Sevilla. Bienvenido al club.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Yo hace tiempo que sólo me dedico a ver partidos del Sevilla, y lo hago porque soy un adicto, porque, en realidad, a veces me dan ganas de no ver un partido de fútbol nunca más.

    He llegado a odiar hasta tal punto a Madrid y Barcelona que cambio de canal cuando hablan de ellos en televisión. Hasta he pensado en no ir a ver los partidos contra ellos en el Ramón Sánchez Pizjuán, temiendo que nos robaran el partido, como suelen hacer casi siempre. Al final, voy, y muchas veces, como el sábado, lo lamento.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.