9.8.15

PARECE QUE CADA DÍA ESTÁ MAS COMPLICADO

A poco más de dos días para disputar una final europea,  no aparece ni rastro del Sevilla de la temporada pasada.
No es mi intención dar palos a un equipo que me da tanto y que todavía no ha jugado el primer partido oficial del año, pero es que ese primer partido es una final de la supercopa de Europa, y para mí como para miles de sevillista es una cita que será imborrable en nuestra memoria y me preocupa en la situación que ha llegado el Sevilla a esta cita.
Decían jugadores y entrenador que se ha llegado a esta final de manera inmejorable y que están muy ilusionados en ganarla.
De lo segundo no tengo dudas, pero en cuanto a lo primero supongo que lo dicen con la boca pequeña.
El Sevilla llega con una pretemporada cargada de aspectos negativos. Debido a que acabamos de empezar, todos con posibilidad de revertirlos,  pero de momento,  poco bueno para llevarnos a la boca.
Está claro que lo peor con diferencia y el principal motivo de mi pesimismo son los continuos contratiempos de mucho de los jugadores de la plantilla.
Me da la sensación que tantos inconvenientes ha llevado a Emery a nadar siempre contra corriente y se le nota bastante perdido.
De momento independiente de los resultados,  el equipo ha demostrado en los partidos de pretemporada que está sin hacer y con muchas dudas.
Hay dudas en la portería y muchas. Supongo que la primera idea de Emery era que jugara Beto. Pero el portugués demuestra en cada partido que se encuentra en un mal momento, por lo que supongo que jugará la final el joven Rico.
La defensa es el remate de los problemas,  sobre todo en su parcela central. Lesionado Nico Pareja, su une su compañero de demarcación Carriço. Quedarían para esa demarcación Kolo y Ramis, pero una maldita tortilla los deja con el virus de la salmonella y al equipo sin centrales. Supongo que ambos jugaran pero mermados físicamente.
También la dichosa tortilla deja fuera al jugador que estaba llamado a contener el medio campo, N’Zonzi. El problema se agranda ya que Iborra que podria sustituirlo apenas tiene tres entrenamiento.
Tampoco en la delantera estamos bien,  los dos delanteros que disponemos han estado lesionado media pretemporada y se les ve muy bajo de forma.
A los flamantes nuevos fichajes se le ha visto poco. Incluso por una causa u otra,  se puede dar el caso que no juegue la final ninguna de las ocho incorporaciones.
A todo esto Emery se ha dedicado exclusivamente en los partidos  a repartir minutos entre todos los jugadores, incluso jugando en posiciones que no son la suya. Nada de conjuntar el equipo ni nada parecido.
Para colmo nuestro rival (el mejor equipo del mundo) parece un rodillo y hasta Messi por primera vez en su carrera se ha presentado en pretemporada en plena  forma.
Lo dicho,  nada nos ha salido bien.
Si alguien lee esto y cree que pensando así mejor ni ver el partido, digo que por desgracia la mayoría de todo lo que he escrito no es opinión, sino que es una realidad. Tan real como que el partido no está perdido y tengo la ilusión de poder levantar otro título, pero siendo realista lo veo mucho más difícil que hace quince días.


2 comentarios:

  1. Hermano es una opinión muy razonable visto lo visto,puede que Emery esté jugando un poco al despiste,desde luego espero que el partido del martes no se parezca en nada a los que hemos visto estos dias atrás,ya las pruebas se han acabado y ahora empieza lo bueno,arriba esos ánimos que me da a mi y me canta la potra,que esta copa se viene pa Sevilla,un fuerte abrazo Jose Luís.

    ResponderEliminar
  2. Ojalá Papi. Cogeré algo de tu optimismo que me hace falta. Un abrazo

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.