13.4.14

LA SEMANA FANTÁSTICA


POST PUBLICADO EN ABC DE SEVILLA 

No la del Corte Ingles, sino la del Sevilla FC.
Tras el enorme triunfo con el Oporto hoy se ha rubricado una gran semana con los tres puntos conseguido en el Villamarín.
Eso sí, mi equipo no ha tenido nada que ver con el que se dejó la piel en el campo e hizo las cosas a la perfección hace tres días.

Hoy la victoria se ha fraguado sobre todo en alguna que otra decisión del árbitro en la primera media hora de partido que fueron determinante. Primero a mi entender Iborra comete un estúpido penalti que el árbitro no concede. Para más tarde volver a equivocarse en la jugada clave del partido, ésta muy complicada de juzgar. Una vez vista detenidamente las imágenes de televisión, pienso que el jugador del Betis no comete penalti y ademas la jugada debió ser invalidada porque Gameiro le devuelve la pared en fuera de juego, algo que parece que pocos se han percatado. Con lo cual se puede decir que hemos sido altamente beneficiados. Esa jugada, claramente decisiva iría acompañado hasta el final del partido por toda clase de decisiones en contra del Sevilla. Pero el partido ya estaba marcado.
Y es que el rival no tiene capacidad futbolística para afrontar un partido ante un rival superior con el resultado en contra y en inferioridad numérica. Aunque el árbitro te intente ayudar en un claro síntoma de compensación, perdonando expulsiones claras como las de Rubén Castro y N'Diaye. Penaltis como las manos de Amaya que también acarrearía expulsión y goles legales como el de Carriço.

Independientemente de la alegría que siempre me supone ganar, y más si el rival es el Betis, no me ha gustado nada hoy el Sevilla, es más, me ha parecido que ha jugado un partido lamentable.
Emery planteo el partido sin futbol. Y eso era lo que se plasmaba en el campo. El equipo se limitaba a las tareas de contención de Fazio, Iborra y M’Bia, a la nula participación de Reyes y Troschowski en banda y que los dos delanteros se buscaran la vida solo.
Todo salía según lo expuesto por Emery que volvía a plantear un partido de manera deficiente y con decisiones que yo al menos no las comporto. Sigo teniendo la sensación extraña de tener claro que el entrenador vasco se ha ganado la renovación, pero sigue sin gustarme.

El partido en sí pintaba mal porque no se podía jugar peor, cuando Bacca en una acción individual cae en el área ante la entrada de Juan Carlos y acaba en penalti y expulsión.
Esa jugada, como era lógico, marcó el partido y ante el suicidio de Calderón, no hubo goleada por la falta de acierto en las innumerables contras con todo a favor, y porque el árbitro ayudaba en lo que podía para aliviar su irremediable error de la primera parte.

Con todo ello y después de dar mi opinión de lo visto, lo importante en el futbol son los resultados y la marcha del equipo no puede ir mejor, por lo que los sevillistas estamos de enhorabuena.

1 comentario:

  1. Me voy hacer un comentario a mi propio post y es que al ver detenidamente las jugadas conflictivas del partido, creo que el penalti a Bacca existe. Al igual que hay uno en los primeros minutos de Iborra. El post se me ha fastidiado.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.