8.2.15

LO OCURRIDO ES GRAVE

La gravedad del asunto no está en perder un partido en Getafe, aunque el equipo que nos ha ganado hoy parezca una pandilla de amigos vestidos iguales en el patio de un colegio. La gravedad es el saber en las manos que está la plantilla del Sevilla FC. La quinta plantilla más cara del futbol español.

Emery lleva tiempo dando bandazos inexplicable. Más o menos desde el momento que ha tenido que tomar decisiones para cubrir las bajas que se producen a lo largo de la temporada. Y como vulgarmente se dice al primer contratiempo ha cantado la gallina y se ha visto al verdadero entrenador que dirige el Sevilla. Un mal entrenador arropado por unos números que vienen provocados por la calidad de la plantilla, la suerte, y sobre todo por el nivel tan bajo de al menos catorce de los equipos de la primera división. Recalco una de las tres causas. Los rivales. La tercera parte de los equipos de primera división bien podrían haber competido hace unos años en la segunda B.

Esos bandazos hoy se llaman de otra manera, pero no encuentro el adjetivo. Porque el gazpacho de futbolistas que ha hecho hoy en Getafe no tiene nombre. O al menos yo no se lo encuentro sin tener que recurrir al insulto. Tengo la sensación como si se hubiera querido reírse de la institución que le paga. Pero eso es muy difícil de creer. Solo me queda la certeza de que el Sevilla actualmente tiene a un entrenador que ha perdido el norte y se encuentra en un pozo muy oscuro de ideas, y le salen barbaridades a pares que nos van a llevar a tirar una temporada que tanto en copa como en liga venía muy facilita.

No he podido ver más que la primera parte del partido de hoy, porque no soporto cuando le hacen daño a mi equipo, y hoy Emery se lo ha hecho. Espero que por su ineptitud y no porque se haya reído del Sevilla. Ha sido penoso ver como los jugadores del Sevilla deambulaba por el terreno de juego porque a su entrenador se le ha nublado las ideas y no sepa donde juegan sus futbolistas.

La solución a la lesión de M’Bia es digna de estudio. Y la colocación de los jugadores, lo dicho, una barbaridad que no tiene explicación lógica. Poner el lateral derecho de medio centro, el medio centro de delantero. El otro medio centro de interior izquierda. El delantero de interior derecha, etc,etc, no es un ataque de entrenador, sino una broma de muy mal gusto. Y yo las bromas que me hacen perder partidos no las aguanto, ni las perdonos.
A partir de hoy contaré los días para que Emery deje de entrenar a mi equipo y las bromas se las haga a otro equipo que pique en la trampa.

1 comentario:

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.