26.5.13

FALTA DE PROFESIONALIDAD

Vergüenza me da que estos jugadores aburguesados y multimillonarios lleven la bendita camiseta del Sevilla. Una camiseta de más de 100 años curtidas en mil batallas, y sudada con sangre, sudor y lágrimas. Y que estos jugadores no merecen. Unos jugadores que tiran una y otra vez el regalo inmerecido de colocar a la institución en una situación que al menos ayude a pagarles sus sueldos desproporcionados con su rendimientos y mantengan algo del prestigio que otros consiguieron, y que ellos no son dignos de sustituir. Y que han hecho méritos más que suficiente para que sean ellos los sustituidos. No por falta de calidad, sino por falta de profesionalidad, como se ha demostrado hoy.

Y esto también va dirigido a un cuerpo técnico que tiene al equipo tácticamente deambulando como un alma en pena y físicamente arrastrándose por los campos de primera. Ha sido indignante ver como un equipo muy limitado y con jugadores veteranos de medio pelo te ganan en todas y digo “todas” las disputas de balón, corran el doble que tú, se coloquen mejor que tú, jueguen mejor que tú y suden el doble que tú. 

Y lo más sorprendente es que ese equipo que te dobla en todos los conceptos del futbol, ni ha corrido más de lo normal, ni se coloca como el Borussia, ni juega un pimiento. Solo que son profesionales que hacen todo lo que pueden por intentar ganar. Y que lo han conseguido por encontrarse con un “atajo” de gordos enfrentes más quemado de lo que yo estoy ahora mismo.
El Sevilla ha ofrecido una imagen lamentable, lo único que lo estaba tapando era el resultado. La primera parte acaba cero a cero porque se le apareció la virgen. La segunda mejora mínimamente al arreglar la sangría de la banda derecha (canon que nos ha hecho pagar Emery por los tres goles de Coke) luego resulta que surge una genialidad de los dos campeones del Europa y te encuentras ganando un partido sin hacer nada, pero con la suerte que tu rival es un equipo que no puede hilvanar ni una sola jugada.
Un partido importantísimo por cierto, pero que con esa pasividad y con esa falta de colocación era lógico que le concediese todos los espacios del mundo y todas las faltas que sean necesarias para que puedan utilizarlas para aprovechar la única arma posible que tiene tu rival para remontar un partido. Y así fue. Se dejaron remontar por una actitud imperdonable para ir despidiendo la peor temporada en muchísimo tiempo que esta plantilla nos ha ofrecido, y a la que hay que pagarles 50 millones de euros que ni por asomo merecen. Vergüenza les debería dar.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.