14.8.19

Roque Mesa


Como aquí no tengo solo 280 caracteres me explico mejor.
Voy a pronunciarme sobre la salida de Roque Mesa, que me ha tenido en mil debates futbolísticos con muchos sevillistas.
Lo voy a ser por qué pienso que ha tenido una incidencia importante negativamente, ya que ha jugado más de 60 partidos con mi equipo.
Lo primero que tengo que decir es que su incorporación al equipo no me pareció inadecuada por precio y por el rendimiento que tuvo en Las Palmas. Eso sí. Nunca lo tuve por un grandísimo futbolista pero si aprovechable.
Pronto me di cuenta que estaba equivocado, y cada minuto que jugaba el equipo se resistía notablemente de manera negativa, más acentuada por jugar en una demarcación vital para el juego del equipo.
Roque Mesa ha hecho peor a mi equipo, porque increíblemente para mi opinión ha jugado muchos partidos, cuando su nivel no corresponde a lo mínimamente exigible para este Sevilla FC.
Futbolísticamente en general su aportación era ridícula. Y me explico.

En el ataque posicional no tiene la clarividencia necesaria para superar líneas, y en contrataque ni tiene velocidad, ni pase, y en el juego aéreo sencillamente es nulo. Como es lógico sus números de goles y asistencia en su carrera son bajísimas. (3 goles en 5 años y apenas un par de asistencias)

En la elaboración del juego es un lastre. Su salida de balón no fluye, tiene un pase impreciso e inseguro por lo que es de alto riesgo.

Defensivamente supuestamente debía de ser su mejor cualidad, pero también es nefasta. La lectura del partido es de lo más negativo en su aportación al equipo con una presión alocada y sin rigor táctico perjudicando mucho a la estructura del equipo. Como en ataque su aportación al juego aéreo es nula. Siendo esto una faceta importantísima en su posición en el campo.

Dicho todo eso me pregunto cómo ha jugado tantos partidos en un equipo de nivel champions.
La verdad es que la única explicación es su aportación exterior. Él sabía que su oportunidad para mantenerse en un equipo que no corresponde con su actual nivel futbolístico pasaba por darlo todo y que la gente lo viera. Para ello ha utilizado todas las herramientas posibles a su alcance. Hacer vestuario, manejar las ruedas de prensa, las redes sociales, y sobre todo muchos gestos a la galería y la verdad es que lo ha conseguido. Ha conseguido que en dos temporadas jugara más de 60 partidos e incluso la admiración de parte del sevillismo. Y eso con sus evidentes carencias técnicas y físicas es un regalo que se lleva a su curriculum, pero que le ha hecho un daño al equipo que a mí me ha tenido indignado cada partido que ha jugado. Porque como yo siempre digo solo me importa el bien para el Sevilla FC.
Yo ya respiro aliviado que tus twitter vayan ya dirigidos a otra afición a quien dorarle la píldora. Aunque quizás para jugar en el Leganés no lo necesite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.