10.3.13

CADA VEZ MÁS DIFÍCIL, PERO NO IMPOSIBLE

Hoy solo tengo fuerzas para hacer mi propio análisis del partido, algo que no es muy complicado de hacer.

El Sevilla cayó en la trampa de Manzano y salvar la temporada se pone mucho más difícil.
El Mallorca sabedor de sus limitaciones le dio el balón al Sevilla y todos sus esfuerzos se limitaron a defender con diez futbolistas en su campo y esperar un milagro de Giovanni,  y el guion le salió perfecto.
El principal motivo para que la jugada le saliera perfecta es que el Sevilla ahora mismo no tiene capacidad para crear ocasiones ante diez hombres atrás, principalmente porque carece de intensidad y su ritmo de juego es muy lento.
El problema para los bermellones seria cómo marcar un gol con diez hombres defendiendo. Pues ahí la suerte (aspecto determinante en el futbol) le echó un cable, porque la primera vez que se acercan, el árbitro se inventa una falta a su favor y la maestría de Giovanni provoca un balón suelto que le llega a Alfaro para a pesar de dedicarse solo a defenderse, el Mallorca se pusiera por delante en el marcador. Con lo cual todavía reforzaría más el no querer arriesgar lo más mínimo.
Marcar el gol del empate se veía como tarea muy complicada, con un porcentaje de posesión de mas del 70% pero que la mayoría de esa posesión correspondía a pases horizontales y sin tener ideas de como avanzar y crear peligro, entre otras cosas porque esa posesión correspondía en gran medida a los dos medios centros, jugadores no olvidemos de corte defensivo y con pocas actitudes creativas.
Era una situación de entrenador, de buscar soluciones y de tomar medidas. Había la posibilidad de jugar con dos laterales que aportaran mas para abrir huecos como Cicihno y Alberto, o de jugar con solo tres defensas y crear la línea de dos medias puntas para tener mas presencia arriba y presionar a los defensas del Mallorca. Se podía prescindir de un medio centro defensivo y que la posesión de balón pasara mas a las botas de Rakitic . Se pueden hacer muchas cosas para al menos intentar cambiar un partido que estaba claro que pintaba muy mal por los derroteros que marchaba, pero las cosas hay hacerlas a tiempo. Y eché de menos la mano de un gran entrenador en esos momentos.
Ante tanto bloqueo se logró empatar, provocado por dos acciones brillantísimas de quien tienen la posibilidad de hacerlo. Rakitic y Negredo. Lo mas difícil y milagrosamente se había conseguido pero definidamente esta temporada no es la del Sevilla y solo cinco minutos después en otra acción a balón parado, volvió a parecer la calidad de Giovanni,  y Alfaro se volvió a encontrar otro balón suelto para poner otra vez al Mallorca por delante.
Volver a pensar en otro milagro no lo creía ni los propios jugadores y el Mallorca se llevó los tres puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu opinión, será publicada siempre que no contengan insultos. Gracias por colaborar en mi blog.